sábado, 30 de junio de 2012



MANIFIESTO – CAPITULO 2

¿QUIEN SE HACE RESPONSABLE?
Veneziola territorio comanche, no se respetan las normas ni las leyes en la mayoría de los casos, las gentes actúa por libre. Donde debieran hacer vados ponen cuñas, quien tiene palmeras afectadas por picudos no las corta, no las arranca. Vecinos que cuando les parece traen retroexcavadoras de alquiler al  menos en tres ocasiones de forma reciente y proceden sin consentimiento o licencias a rehabilitar el canal de salida al mar menor, gentes que en la última asamblea solicitan del Ayuntamiento la erradicación de las plagas de pulgas que tienen,  piden explicaciones al Ayuntamiento de dónde van los ciento cincuenta euros que restan del total pagado por la tasa de bienes inmuebles, otros que reclaman que la montaña vaya a Mahoma o que le pongan una parada de autobús en la puerta de su casa, porque no tiene medios de locomoción y ellos no quieren desplazarse a la parada más próxima, juergas nocturnas sobre todo sábados y domingos, hasta altas horas de la madrugada donde se oye de todo, coches que toman la arteria principal como pista de pruebas “sugiero al Ayuntamiento ponga dos radares aquí en el término Municipal que controlen  los excesos”. Podríamos hacer alusión a otros muchos aspectos que harían excesivamente larga esta exposición.
Opinamos que hace falta más control y vigilancia, repetimos no nos explicamos porque de los sesenta o setenta policías locales en este territorio nunca hay más de cuatro.
Entendemos, que el tema medusas y su control no obedece exclusivamente al Ayuntamiento de San Javier, debiera de ser una acción concertada entre los Ayuntamiento que tiene competencias en el aun llamado Mar Menor. Conocemos y sabemos donde se genera el problema “Medusas” nos atrevemos a decir que el factor que propicia el desarrollo, es la contaminación química y orgánica que padecemos. Compruébese que en determinados momentos en función de la climatología en la playa aparecen fenómenos de espumas, llamadas en términos químicos ureas, que como hemos dicho anteriormente ayudan y desarrollan el crecimiento de la plaga.
Señor Alcalde explíqueme Usted la razón o razones porque teniendo ustedes un máximo de un Kilometro y medio de playa, desde Lo Pagan hasta algo mas allá de la Academia y nosotros treinta kilómetros entre el Mediterráneo y Mar menor. Los mayores cuidados, inversiones y atenciones; tanto medio ambientales, turísticas, de seguridad ciudadana y de atención administrativa los dedican ustedes al lugar citado, San Javier sin tener en cuenta un escandaloso agravio comparativo.

Señor Alcalde, soy consciente que el don de la palabra no es mi fuerte. Soy y siempre he sido un hombre de acción, me gusta la verdad la diga Agamenón o su Porquero me cuesta trabajo admitir que por razones político electoralistas, nos veamos obligados a servir de alfombra a aquellos que se benefician de lo que nosotros pagamos. No es justo, no es equitativo, algún día tendrá que terminar. En los últimos doce años según consta ese Ayuntamiento a dispuesto de unos presupuestos con un importe total o superior a los cuatrocientos cincuenta millones de euros, que si se hubiesen dividido proporcional y equitativamente y no con criterios políticos electoralistas, este territorio de La Manga ocuparía un nivel de primerísima clase en la costa Mediterránea Española, en categoría 5 estrellas en servicios con el efecto multiplicador que supondría.
Dígame Usted Señor Alcalde y también aquellos Funcionarios responsables de áreas de ese Ayuntamiento porque no han cumplido con sus funciones. Y por último, recibo amenazas anónima, se me achacan que soy demasiado exigente es lógico quiero mi tierra, nací aquí y tengo ochenta y un año. No esperen que vaya a renunciar a un derecho a favor del lugar en que nací.
Por otra parte Sr. Alcalde, no puedo aceptar ni acepto unas declaraciones suyas  del 20/03/2012 en las que Usted manifiesta, que intereses superiores de carácter sindical nos hagan pagar gastos salariares que no proceden. Mi ex condición de Presidente de Federación y Confederación empresarial, miembro asesor de la CNC y también de una Comisión mixta Interministerial con experiencia. Me hizo dudar si usted hablaba como  director de un Instituto de enseñanza media o como Alcalde de San Javier.
Este comentario anterior me hace recordar las estadísticas que dan como resultado que el tercer problema de los españoles es la clase política, y creo que ha quedado claro después de los resultados a los que han llegado las Cajas de Ahorros, los Ayuntamientos y las Comunidades Autónomas. Desde luego no se puede achacar como pretenden este caos a las familias y los pequeños y medianos empresarios que son los paganos de la historia.
El próximo capítulo Señor Alcalde tendrá como consecuencia el fin de mis reivindicaciones y la dimisión y anulación de la hoy llamada Asociación de Propietarios y Vecinos de La Manga Norte, que es lo que quieren conseguir por aburrimiento de la parte contraria, estarán ustedes contentos. Antes previamente demandare responsabilidad patrimonial por dejación de funciones a ese Ayuntamiento de San Javier.
Les saluda afectuosamente
Juan García García
Presidente de la Asociación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada